Alberto Fernández advirtió que hubo aumento de agresiones durante la cuarentena.

El presidente Alberto Fernández aseguró ayer que es “penoso creer que algunos” ciudadanos están “en mejores condiciones que otros” por su género y advirtió sobre el aumento de casos de violencia durante la cuarentena.

“Durante mi mandato, me tocó el default, me tocó la pandemia y el fin del patriarcado. De la pandemia vamos a salir más unidos que nunca; del default vamos a salir más fortalecidos sabiendo que la solución está en nuestras manos y del patriarcado también vamos a salir y seremos más iguales”, afirmó el jefe de Estado.

El Presidente se expresó de este modo al presentar el Plan Nacional de Acción Contra las Violencias por Motivos de Género 202-2022, desde la residencia de Olivos junto a la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la presencia de la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra. En ese marco, el mandatario destacó que la actual administración tiene un 38 por ciento de mujeres “en funciones de alta jerarquía”.

“Éste es el camino para incorporar a todes a un Gobierno de todes”, remarcó Alberto Fernández.

En otro pasaje de su discurso, el presidente afirmó que es “penoso creer que algunos” ciudadanos están “en mejores condiciones que otros” por su género y advirtió sobre el aumento de casos de violencia de género durante la cuarentena general impuesta ante la pandemia de coronavirus.

Por su parte, Gómez Alcorta confirmó que el plan surgió de “más de 1.600 propuestas presentadas en todo el país”, que se plasmó en una hoja de ruta para “el cambio de paradigma con más de 150 iniciativas”, que contemplen la “prevención a largo y mediano plazos” ante la violencia de género, que incluirán entre otras acciones, la creación de centros territoriales en las provincias, al remarcar el carácter federal de las acciones.

El plan contiene 27 medidas e involucra a 46 organismos nacionales en más de 100 compromisos de responsabilidad para concretar las acciones enunciadas, y está pensado para ejecutarse entre este año y el 2022, mediante la implementación de un presupuesto de 18.000 millones de pesos.

El “acceso a la vivienda, la formación laboral y al empleo forman parte de esta definición de políticas de protección integral”, resaltó Gómez Alcorta.

Además, afirmó: “Abandonamos un abordaje centrado sólo en la atención de las emergencias a otro que tiene por horizonte la modificación de las condiciones estructurales” que afectan a las personas que atraviesan situaciones violentas por razones de género.