El seis veces campeón mundial de Fórmula 1 participó de protestas en la capital inglesa. “Que todo el mundo se exprese contra el racismo”, pidió.

El inglés Lewis Hamilton, campeón vigente de la Fórmula 1, participó de un evento antirracista desarrollado el fin de semana en Londres, apoyando la iniciativa “Black Lives Matter (las vidas negras importan)”.

El propio piloto del equipo Mercedes, dueño de seis títulos de la F1, publicó en sus cuentas de las redes sociales Instagram y Twitter una imagen de su presencia en la manifestación, a la que concurrió con el rostro cubierto.

Además, en la imagen se ve que Hamilton lucía una remera con el mensaje “Black is a vibe” y exponiendo un cartel con la leyenda “Black Lives Matter”. “Su silencio sigue siendo ensordecedor. En su silencio también puede haber personas que no son racistas, pero precisamos que todos demuestren que están contra el racismo”, escribió Hamilton junto a sus imágenes.

“Hablen para ayudarnos a difundir y a que tomen consciencia las personas de las injusticias y de los prejuicios que los negros y las personas de color afrontan cotidianamente, y que aguantan desde hace cientos de años”, agregó “No podemos callarnos ahora. Necesitamos sus voces”, completó Hamilton.

Al igual que muchos famosos del deporte, el múltiple campeón de Fórmula 1 fue un activo protagonista en denunciar y realizar acciones de repudio ante la muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo a causa de la brutalidad policial en Minessota, Estados Unidos.

Recordamos que el piloto de Mercedes anunció además su intención de lanzar “The Hamilton Commission”, un proyecto que se trata de una sociedad de investigación para involucrar en el deporte motor a un mayor número de jóvenes de color en las ciencias, la tecnología, ingeniería y matemáticas derribando las barreras que a menudo les impiden acceder a la industria del mundo de las carreras.

“Esta comisión explorará áreas que incluyen la falta de modelos a seguir y los servicios profesionales en las escuelas, con oportunidades para involucrar a más jóvenes negros con actividades extracurriculares”, había explicado el inglés.

Hamilton se propuso igualmente “escuchar a los jóvenes y graduados que se enfrentan a estos desafíos todos los días”.