El ex titular del Banco Nación es investigado por otorgar un crédito de $18.500 millones a la cerealera Vicentín, principal aportante de dinero a la campaña presidencial de Mauricio Macri.

El fiscal federal Gerardo Pollicita imputó hoy al ex titular del Banco Nación durante el gobierno de Mauricio Macri, Javier González Fraga, y a los responsables de la firma Vicentín, Alberto Padoán y Gustavo Nardelli, y pidió abrir una investigación por supuestas irregularidades en préstamos otorgados a esa empresa.

“Corresponde orientar la presente investigación en relación al ex titular del Banco de la Nación Argentina, Javier González Fraga, y a quienes fueron sindicados como responsables de la firma Vicentin, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli”, sostuvo el fiscal al imputar en el caso, según el dictamen al que accedió la agencia de noticias Télam.

Pollicita aclaró que ello se resuelve “sin perjuicio de la responsabilidad penal que eventualmente les pueda corresponder a otros funcionarios y empleados del Banco Nación, funcionarios de distintos organismos del Estado Nacional e integrantes del grupo Vicentín”.

La denuncia se formuló a raíz de préstamos multimillonarios otorgados por el banco estatal a la empresa, actualmente declarada en cesación de pagos.

“Se desprende de la denuncia la posible existencia de una maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional a través del otorgamiento irregular de préstamos por parte del Banco de la Nación Argentina a favor de la firma Vicentín S.A.”, sostuvo el fiscal.

Esta situación “permitió a la empresa acumular una deuda con el banco de 18.500 millones de pesos, los cuales actualmente serían de cobro incierto puesto que la sociedad se encuentra en estado de cesación de pagos”.

En el dictamen, se explica que Vicentín “se aboca esencialmente al rubro de los cereales y oleaginosas”, pero además “tiene inversiones en distintas actividades como la producción de biodisel, algodón, ganadería, hilandería, etc., ubicándose entre las primeras empresas del país como consecuencia de un notable crecimiento que habría verificado entre los años 2015 y 2018”.

La investigación está a cargo del juez federal Julián Ercolini, a quien el fiscal pidió medidas de prueba.

El lunes pasado, la empresa Vicentin solicitó la apertura de su concurso preventivo de acreedores, tras la cesación de pagos en la que cayó en diciembre último, cuando no pudo hacer frente a deudas con proveedores por 350 millones de dólares y postergó esos pagos.