El presidente Alberto Fernández partió ayer (martes 21 de enero) rumbo a Israel, donde llegará hoy (miércoles 22), para participar del Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y mantener reuniones de alto nivel, siendo el único mandatario latinomaericano en el evento.

Fernández emprendió su primer viaje internacional a bordo de un vuelo de línea que salió este martes a las 14.05 desde Buenos Aires, y por ello quedó la vicepresidenta Cristina Kirchner a cargo del Poder Ejecutivo.

El primer mandatario tendrá una reunión bilateral el viernes con el presidente israelí, Reuven Rivlin, en tanto que espera reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y sus pares Emmanuel Macron, de Francia, y Vladimir Putin, de Rusia.

Fernández arribará a Israel el miércoles  a las 13.55 (horario local) junto a una comitiva de cinco personas: el secretario de Asuntos Estratégicos del Estado, Gustavo Béliz; la primera dama Fabiola Yáñez, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el diputado Eduardo Valdés, y el vocero presidencial y secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

Mañana (jueves 23 de enero), el Presidente participará de una ceremonia en el Museo Yad Vashem de Jerusalén, dedicado al Holocausto, junto a otros gobernantes, y el canciller Felipe Solá.

El viaje tendrá una importancia especial debido a que el Poder Ejecutivo puso como fecha límite para acordar el problema de la renegociación de la deuda el último día de marzo.

En este marco, Cristina Kirchner firmó este martes el acta de traspaso del mando por el que quedó convertida en forma oficial a cargo interinamente del Poder Ejecutivo Nacional.

El Presidente emprenderá su regreso al país el próximo viernes y aterrizará en territorio argentino a primera hora del sábado 25 de enero.

El primer mandatario pasará apenas unos días en Buenos Aires ya que, la próxima semana, emprenderá un viaje al Vaticano para encontrarse con el Papa Francisco, el viernes 31 de enero.

Fernández tiene previsto partir hacia Roma el miércoles 29 de enero, 48 horas antes del encuentro privado que mantendrá con el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico, con vista al Patio de San Dámaso, el primero entre ellos desde que el Presidente asumió al frente de la Casa Rosada.