Ensenada incrementó la apertura de comedores y merenderos en distintos barrios del Partido. Los mismos surgieron para darle un plato de comida caliente a los niños, jóvenes y adultos y como lugar de contención ante la crisis que golpea fuertemente a los más desprotegidos.

Además de la asistencia directa a las familias con bolsones de mercadería que se entregan en las sedes de Desarrollo Social, una en cada localidad, la Municipalidad de Ensenada acompaña a los comedores a través de la entrega de insumos, provisión de alimentos y políticas de higiene en el marco de la pandemia.

Cabe remarcar que, además de la presencia del estado municipal, se suma la ayuda desde los gobiernos nacional y provincial para poder atender y cubrir las necesidades de las familias. Ya sea desde la donación de productos de limpieza y alimentos, para brindar comidas sanas y nutritivas, hasta charlas sobre cómo adoptar medidas de prevención en el trabajo diario.

También en estos momentos de aislamiento, el municipio junto al Consejo Escolar ensenadense, realiza el armado de 9300 bolsones con mercadería que luego son distribuidos en los 70 establecimientos educativos públicos del distrito destinadas a los alumnos y alumnas de cada institución.

En relación al trabajo que realiza la comuna con los sectores más desprotegidos se suma la asistencia a los cooperativistas de la ciudad donde, a través de un acuerdo, se estableció la generación de empleo para trabajadores de la economía popular. Las tareas que desarrollan son: pintura exterior e interior de establecimientos educativos y mantenimiento en general de las instituciones.