Después de una semana de aislamiento focalizado en el barrio “San Jorge” de Tigre, la curva de contagios fue disminuyendo con el correr de los días, por lo que las autoridades anunciaron que el lunes próximo se flexibilizará la circulación dentro y hacia afuera del barrio, con la excepción de las personas infectadas y sus contactos estrechos.

Esta mañana el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan; el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, y el intendente de Tigre, Julio Zamora, se reunieron junto con otras autoridades provinciales y municipales en el Centro de Operaciones de Emergencia de Tigre para evaluar la situación del barrio. Los funcionarios coincidieron en que está en condiciones de pasar a una nueva etapa, dado que el operativo especial puesto en marcha la semana pasada fue positivo.

Gollan calificó que el trabajo realizado en “San Jorge” es un “éxito desde el punto de vista sanitario”, habida cuenta de la disminución de la curva de contagios y del porcentaje de positividad de los hisopados. El sanitarista insistió en que “no hay que bajar la guardia, por lo tanto, pasamos a esta nueva fase de vigilancia activa intensificada en el barrio”.

Al mismo tiempo, el ministro hizo hincapié en que deberán tomarse nuevas medidas de restricción de circulación en general, durante un tiempo acotado, para evitar una saturación del sistema y continuar investigando nuevas posibilidades terapéuticas para pacientes graves.

La nueva fase, que comienza a regir desde el lunes, contempla la restricción para salir del barrio solo para las personas infectadas (que se derivarán al Centro de Aislamiento) y para los contactos estrechos. “El resto de las personas va a poder moverse con normalidad relativa de la situación que estamos viviendo”, explicó Larroque.

Por su parte, el intendente Zamora destacó el trabajo conjunto realizado con la provincia y organizaciones sociales, y anunció que hoy egresa la segunda tanda de pacientes del Centro de Aislamiento Troncos del Talar. De esta manera, ya suman un total de 37 las vecinas y vecinos que recibieron el alta médica y pudieron regresar a sus hogares. Mientras que otro grupo de 10 personas continúan cumplimentando los 10 días de aislamiento indicados por protocolo en ese mismo centro.

Por último, el jefe comunal detalló que seguirán los controles focalizados junto con el móvil sanitario, personal de seguridad y de desarrollo social, y que continuarán recorriendo otros barrios del municipio con el programa Detectar.

De la reunión también participaron la diputada provincial de Tigre, Roxana López; el secretario de Salud de Tigre, Fernando Abramzon; el secretario de Protección Ciudadana, Eduardo Feijo; la secretaria de Desarrollo Social, Cecilia Ferreyra; el Secretario General, Fernando Lauria; el subsecretario de Deportes, Javier Lovera; la médica del territorio, Analía Cursi; la médica epidemióloga, María José Viani y y el subsecretario de Promoción, Marcelo Marina.