Principales

Vidal habilitó aplicar un aumento extra en la luz para compensar a las empresas por la inflación

Vidal habilitó aplicar un aumento extra en la luz para compensar a las empresas por la inflación

El incremento se verá en las boletas de los clientes bajo el concepto de ‘Incremento de Costos Tarifarios’, para que las empresas puedan recuperar las pérdidas.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, autorizó a las empresas y cooperativas eléctricas a aplicar un incremento extra sobre el servicio de luz para cubrir un desfasaje en el costo de producción.

En una resolución publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno autorizó a las empresas a incluir en las facturas el concepto de «Incremento de Costos Tarifarios» (ICT), para «recuperar en su facturación, además de las diferencias en la aplicación de los costos mayoristas de electricidad, las diferencias generadas en el costo propio de distribución».

Por lo tanto, el ejecutivo provincial traslada la suba del precio mayorista (transporte y generación) a los usuarios y, además, permite una actualización pendiente de los costos de distribución de la energía (que es conocido como VAD o Valor Agregado de Distribución).

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) dispuso un incremento del 38% en el precio mayorista, que según lo anunciado en diciembre, será en tres tramos: 26% en febrero, 5% en mayo; y otro 5% en agosto.

En tanto, el aumento será del 17%, correspondiente a la segunda parte de una suba del 34% del Valor Agregado de Distribución (VAD) dispuesto en septiembre pasado.

De este modo, en el conurbano, la suba en la tarifa será algo mayor, en torno al 55%, aunque también escalonada.

En ese momento el Gobierno resolvió dividir el incremento en partes iguales, por lo que desde el mes próximo las tarifas aumentarán un 17% extra. Pero además, los usuarios deberán pagar, en cuotas y a valores actualizados por la inflación, la diferencia no cobrada durante los seis meses pasados.

Esto quiere decir que al incremento que disponga la Provincia en la resolución, los usuarios deberán pagar, entre febrero y septiembre, un saldo remanente de las seis boletas anteriores, que variarán según el consumo y el ajuste por inflación.

Ahora solo queda por saber si el Gobierno utilizará un esquema escalonado similar al dispuesto por Cammesa, o adoptará otra modalidad.