Política

Triunfo arrollador del peronismo en Entre Ríos

Triunfo arrollador del peronismo en Entre Ríos

Por Nicolás Bulacio.

Este domingo se realizaron las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para elegir candidatos a gobernador y vice en la provincia de Entre Ríos, donde el gobernador peronista Gustavo Bordet triunfó con el 58% de los votos. En segundo lugar se ubicó Atilio Benedetti con el 34%.

A diferencia de lo ocurrido en Neuquén, Chubut y Río Negro, donde el gobierno nacional prefirió que ganen los oficialismos provinciales antes que un triunfo del PJ, en este caso apostó todas sus fichas a su candidato Benedetti. Si bien la contienda se mostraba difícil, las expectativas eran muchas luego de que en las legislativas del 2017 el actual precandidato a gobernador de Cambiemos, quien en ese entonces encabezó la lista de diputados nacionales, había ganado cómodo con el 53% de los votos contra el 38% del candidato justicialista.

Pero para sorpresa de muchos, no solamente ganó el peronismo sino que la victoria fue arrolladora. El resultado fue 58% para Gustavo Bordet por el Frente Justicialista Creer contra el 34% de Atilio Benedetti de la alianza Cambiemos. Mucho antes de que anuncien los primeros datos oficiales, el candidato macrista e integrante de la Unión Cívica Radical había reconocido la derrota.

Si bien es cierto que la comparación con las anteriores elecciones legislativas suele tener muchos límites, ya que en esas elecciones el voto se tiende a variar y a dispersar con respecto a las contiendas ejecutivas, podemos entonces hacer la comparación con la votación para gobernador del año 2015. En esa ocasión el candidato justicialista Bordet sacó el 42% contra el 39% de Afredo D’Angeli de Cambiemos, ganando por tan solo tres puntos. Si lo medimos con lo que ocurrió ayer podemos observar que el peronismo creció 16% puntos porcentuales, mientras que el macrismo cayó cinco.

Otro dato para tener en cuenta fue que dentro del Frente Justicialista Creer se incluyó al Frente Renovador de Sergio Massa, quien había obtenido un 15%, que si se suman con los votos que sacó Bordet en aquel momento, se obtiene prácticamente el resultado que sacó anoche, por lo que en esto caso la unidad del peronismo fue fundamental para obtener el triunfo en la gobernación y de esa forma no dividir a los votantes.

Esto también le sirve al peronismo a nivel nacional como demostración de que la única forma de vencer al gobierno es a través de la unidad, algo que fue avanzando mucho en los últimos meses, con la incorporación de organizaciones y dirigentes que antes estaban enfrentados entre sí, pero que ahora decidieron olvidar sus diferencias para reingresar al Partido Justicialista.

La contienda electoral en la provincia entrerriana dejó otro duro golpe para el gobierno de Mauricio Macri. Luego de perder por más de veinte puntos contra el peronismo, sumó su sexta derrota consecutiva. La derrota de anoche se les sumó a las de la interna en La Pampa con el radicalismo, y luego a las elecciones de Neuquén, San Juan, Chubut y Río Negro donde obtuvo 16%, 30%, 14% y 5% respectivamente.