Sociedad

¿Te animas a estar un año sin tu smartphone por 100.000 dólares?

¿Te animas a estar un año sin tu smartphone por 100.000 dólares?

Un premio millonario por renunciar al celular durante un año. Una empresa lanzó un curioso concurso para encontrar un candidato

La compañía de agua mejorada, Vitaminwater, lanzó recientemente un concurso que desafía a los participantes a que renuncien a sus teléfonos y tablets durante todo un año. Es algo difícil de lograr hoy en día, pero la compañía propiedad de Coca Cola está lista para hacer que valga la pena, con un premio de USD 100.000.

Para participar en el concurso, hay que enviar una publicación en Twitter o Instagram con los hashtags #nophoneforayear y #contest, y describir lo que harías si no pudieras consultar el smartphone durante todo un año.

La fecha límite para anotarse a la convocatoria es el 8 de enero de 2019. Eso sí, el concurso solo está abierto a ciudadanos norteamericanos.

La compañía seleccionará al participante la semana del 22 de enero, de acuerdo con las reglas del concurso. El elegido no podrá usar ningún teléfono inteligente o tableta, aunque sí podrá utilizar computadoras portátiles o de escritorio. También podrá hacer uso de asistentes de voz como Google Home y Amazon Echo.

En compensación por renunciar a su celular, el concursante recibirá un móvil de los años 90, es decir, de los que solo permitían llamar y enviar SMS, para no quedar completamente desconectado.

Si este concursante consigue llegar al final de año sin haber utilizado smartphones ni redes sociales se llevará como premio 100.000 dólares. Aunque si solo aguanta seis meses, el premio será de 10.000 dólares.

Para comprobar que el concursante ha cumplido realmente con el objetivo, Vitaminwater verificará su honestidad sometiéndole a una prueba de detección de mentiras.

La gerente de Vitaminwater, Natalia Suárez, explica en declaraciones a CNBC Make It que “no creemos que haya nada más aburrido que estar mirando el móvil despreocupadamente, y esta es una oportunidad para hacer algo contra la rutina y darle a alguien 100.000 dólares para hacer algo excepcionalmente asombroso con su tiempo”.