Espectáculos

Reseña: El Ministerio del Tiempo

Reseña: El Ministerio del Tiempo

La producción española de series viene dando buenos resultados en cuanto a audiencia latinoamericana. Basta nombrar algunas como La casa de papel, Merlí o Vis a Vis, que se narran desde el de género realista. Sin embargo, dentro del catálogo ibèrico existe El Ministerio del Tiempo, la cual escapa del canon reinante en otras producciones y se mete de lleno en el género fantástico al cual combina con la ficción histórica nacional, dando como resultado tres temporadas de muy buen nivel.

Por Manuel Hutchins.  


¿Qué es el Ministerio del Tiempo?

La historia creada por los hermanos Javier y Pablo Olivares para la RTVE es una demostración de que ya no hace falta buscar series Made in Usa para ver una realización de primer nivel en cuanto a la narración visual, intérpretes a la altura del guión y desarrollos creíbles del género fantástico. La idea de la serie iniciada en el 2015 ya se exportó a cinco países donde ya se filman sus versiones autóctonas.  

Se trata de una institución gubernamental secreta, la cual muy pocas personas conocen y que sólo responde ante la presidencia y la corona de España. Es el organismo encargado de controlar los viajes a través del tiempo, es decir, velar porque nada cambie en el pasado para preservar el presente.

El ministerio fue creado por Isabel la Católica en el año 1491 cuando el rabino Abraham Levi le presentó el Libro del Tiempo a la reina y se lo ofreció a cambio de que ella protegiera a él y a su familia de la persecución a los judíos españoles que en esa época llevaba a cabo la Santa Inquisición.

La institución se dedica a vigilar con patrullas todas las puertas temporales y como cada puerta conduce a una época distinta del pasado español se necesita un grupo de vigilancia por cada umbral; generalmente estas patrullas se componen por agentes que viven en esa época. Cuando la vigilancia falla y la situación se torna crítica la institución recurre a los grupos de operaciones que viajan hacia atrás para corregir los episodios y solucionar el problema.¿Cómo se conforma este grupo de operaciones? Con agentes que recluta el ministerio.  

 

Los personajes

Las tres incorporaciones para el nuevo grupo son la de Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda), soldado del siglo XVI en los Tercios Franceses condenado a muerte; prototipo del hombre valiente y honrado que lucha por el honor de España, espera su ejecución en la horca. Ahí llegará Ernesto Jiménez (Juan Gea) disfrazado de cura, para ofrecerle la salida a la muerte: unirse al ministerio. Amelia Folch (Aura Garrido), la inteligente mujer quien fuera una de las primeras en asistir a la Universidad a fines del Siglo XIX; proveniente de familia burguesa, escapa a todas las imposiciones machistas de esa época y en la Universidad de Barcelona es reclutada por Irene Larra (Cayetana Guillén Cuervo). El trío lo completa Julián Martínez (Rodolfo Sancho), único de todos ellos que vive en el presente; él es un enfermero y viudo que en su depresión y su falta de interés por su vida, se dedica a salvar la de los demás.

Al mando del Ministerio está el Subsecretario Salvador Martí (Jaime Blanch) y el elenco principal se completa con la secretaria, Angustias (Francesca Piñón).

 

La trama

En las tres temporadas que contienen un total de treinta y cuatro episodios veremos a la patrulla solucionando situaciones que involucran a escritores, pintores, artistas y otros personajes célebres de la historia española y mundial: Lope de Vega, Picasso, Buñuel, Dalí, García Lorca, Cervantes, Franco, Hitler, Hitchcock, el Cid Campeador, Napoleón, la Reina Isabel, Fernando XII, Miguel Hernández, Francisco de Goya y Cristóbal Colón son algunos de los que aparecen acompañando al grupo, del cual obviamente ninguno sabe que viene del futuro.

Lo bueno de la serie es el modo en que trata a estos célebres de la historia universal, bajándolos del pedestal donde la posteridad los colocó, quitándoles una solemnidad que aún no tienen y mostrándolos como personas comunes y corrientes, con todo el paquete completo de virtudes y defectos del ser humano.

Otro punto a favor es que la narración nunca pierde de vista la cotidianeidad del trabajo de los agente como el trabajo de oficina que resulta ser: estar con el autor de El Quijote y al final del día volver a su casa, en la época en que cada uno vive, sin por eso dejar de perder cierta épica en los momentos necesarios, así como también el drama y la comedia. Esta última maneja excelentes momentos de la mano del Salvador, el subdirector y su secretaria Angustias, así como también las intervenciones del pintor Diego Velázquez (Julián Villagrán), agente con domicilio permanente dentro del ministerio. El personaje de Alonso es también un personaje que en su nuevo contexto histórico le resulta imposible hallarse en todos los aspectos: el lenguaje, la vestimenta, la liberación femenina y su recurrente ¡Pardiez! como grito de guerra.

En la segunda temporada se incorporará el agente de la policía Jesús Méndez (Hugo Silva), llamado Pacino por sus colegas debido a su “parecido” físico al actor cuando interpreta Sérpico; proveniente de la década del 80, tampoco entiende mucho al principio pero se adapta a la convivencia con el resto del grupo y del funcionamiento del ministerio, que a pesar de su misión, no deja de ser un organismo dependiente del estado al cual le viven pagando con atraso el aguinaldo o recortando el presupuesto de horas extras.

El tiempo es el que es

Esta es la frase de cabecera de Salvador dicha en el primer episodio y marca el leit motiv del Ministerio del Tiempo, dando a entender que ellos no están para cambiar nada, sino para garantizar que las cosas sucedan como han sucedido, lo cual teniendo en cuenta que el poder bien podría aumentar su alcance hasta lo indecible, se limita a mantener el statu quo en función del progreso. Contra esto aparecen dos dilemas fundamentales: ¿para qué viajar al pasado sin cambiar nada, sabiendo que quizás un cambio podría mejorar el presente? Esa pregunta va también afectando la vida de los agentes y a la vez mostrándonos en distintos arcos argumentales cómo es su historia personal y los intereses que los llevan a tomar decisiones que van contra las reglas del organismo.

Con eso también aparecen los enemigos del Ministerio que justamente quieren romper con la hegemonía de las decisiones oficiales sobre el pasado y el presente. Los americanos liderados por Walcott que viajan por el tiempo a través de puertas que están fuera del control del organismo, Lola Mendieta (Natalia Millán) la ex agente quien fuera la mejor en su rango y en la actualidad usa sus conocimientos para el tráfico de arte y salvar alguna que otra vida en favor de las resistencias de la guerra civil, así como también El Ángel Exterminador, la organización que pretende quedarse con el dominio de los pasadizos temporales.

 

En sumatoria, la serie es un gran acierto en cuanto a elenco, vestuario, audiovisual y efectos especiales incluso. De manera que si les interesa ese género y no andan buscando algo para ver, quizás encuentren aquí una respuesta.

Comment here

511Followers
1Subscribers