EntrevistasPolíticaSociedad

Recalde sobre el proyecto de blanqueo: “es peor que lo de Menem y De la Rúa”

Recalde sobre el proyecto de blanqueo: “es peor que lo de Menem y De la Rúa”

A principios del corriente mes el gobierno de Mauricio Macri envió al Senado el primer paquete de proyectos de leyes que pretenden reformas laborales y apuntan a una flexibilización de las condiciones de trabajo. Disfrazadas como una normativa que “va a estimular el blanqueo”, al leer el texto se puede apreciar que en realidad representan un retroceso en materia de derechos del trabajador y buscan ampliar la rentabilidad del empresariado a costa de una disminución de las regulaciones existentes.

Entre los principales aspectos que aparecen en la reglamentación propuesta por Cambiemos para “incentivar la formalización del empleado no registrado” se encuentran los siguientes beneficios destinados al empleador:

A) Extinción de la acción penal: ya no se podrá condenar penalmente a la empresa por no pagar aportes y contribuciones. Además, gozará de liberación de infracciones, sanciones y multas, estén firmes en sede judicial o no.

B) Baja del Registro de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL).

C)  Condonación de deuda por capital e intereses cuando tenga origen en la falta de pago de aportes y contribuciones en cualquiera de los subsistemas de la seguridad social (obras social, jubilación, etcétera).

Héctor Recalde es una de las personas con mayor formación sobre derecho laboral en la Argentina, como abogado fue parte activa de la CGT durante años y ocupó una banca en la Cámara de Diputados de la Nación entre 2005 y 2017, donde presidió la Comisión de Legislación del Trabajo por diez años y fue presidente del bloque del Frente para la Victoria entre 2016 y 2017. “Cuando el jefe no está” (programa radial de CXCPERIODISMO) conversó con el ex congresista sobre la mencionada reforma que fue planteada por el Poder Ejecutivo.

El histórico referente peronista afirma que el proyecto baja las multas correctivas, elimina las sanciones que penalizan mantener al personal en negro y le quita a los trabajadores el derecho a las reparaciones que habían conservado incluso durante las reglamentaciones aprobadas durante el menemismo (1991) y la gestión de la Alianza (2000) . “Estos dos gobiernos que acabo de citar le habían dado derecho a indemnización y reparación a los trabajadores en negro, y Macri en el proyecto se las quita”, manifestó Recalde en relación a lo anterior. “Macri en este aspecto es peor que Menem y De la Rúa, que ya es mucho decir”, sentenció al respecto.

A su vez, consideró que de aprobarse la normativa promovida por la Casa Rosada, al empleador le va a “salir más barato” tener en negro a los obreros, dado que con la supresión de las multas no corre riesgo de perjuicio económico por no regularizar al personal.

Recalde recordó que en los últimos dos años aumentó en 2, 5% el porcentaje de trabajadores no registrados, llegando a la preocupante cifra de 4 millones y medio de personas en dicha condición.  “Hay una cultura evasora en gran parte del empresariado”, afirmó el abogado laborista y lamentó que la legislación propuesta por el macrismo acentúe dicho escenario. “Es un proyecto que genera la impunidad, porque hace caer cualquier acción penal”, detalló por su parte y explicó que la iniciativa gubernamental: “Extingue la acción penal, lo dice el articulo primero de la ley”.

Además el ex diputado criticó que, en caso de aprobarse la reforma, los empresarios tendrán un plazo de 360 días para blanquear. “Le dan un año más para seguir explotando al trabajador, es vergonzoso”, exclamó. “Yo en febrero de 2016 ya lo empecé a caracterizar como un gobierno para ricos, por las primeras medidas que había tomado”, recordó Recalde y afirmó que dicha concepción inicial fue confirmada por todo lo que vino después.

“¿Se puede creer que alguna trabajador o alguna trabajadora graciosamente renuncie a un derecho, acepte que le paguen menos, a que supriman algún ingreso? Esto nadie puede pensar que lo haga porque si”, observó a su vez con tono reflexivo y sostuvo que para evitar que un empleado pierda conquistas sociales: “La ley vigente estableció en el articulo 12 la irrenunciabilidad de los derechos”. Escenario que mutaría de sancionarse la reglamentación fomentada por el PRO y sus aliados: “Este gobierno poda la legislación existente y hace que haya derechos que puedan ser renunciados por el trabajador o la trabajadora”, describió Recalde y agregó cuál es el fin que a su juicio persigue el Poder Ejecutivo Nacional:“Todo para bajar el costo laboral, todo para someter al trabajador”.

De igual forma cuestionó que si debido a las presiones patronales se dan pocos casos de denuncias hoy, a pesar de los derechos que contempla la ley para un trabajador en negro en caso de afrontar una denuncia por la irregularidad de su situación, con la quita de estos que promueve el proyecto presentado por el oficialismo la situación va a empeorar.

“Esto no es para blanquear, esto es para someter , es para bajar los costos y encubrirlo con un título bonito”, concluyó el ex legislador.

DECISIÓN POLÍTICA Y NO “OBLIGACIÓN”

Recalde consideró que la reforma parte de la convicción de quienes ejercen el gobierno y no por obligación de la coyuntura. Recalcó que no es una obligación que el Fondo Monetario Internacional impone a cambio del préstamo pedido por la Argentina, porque esta propuesta ya estaba presente antes de recurrir a dicho organismo de crédito. “Antes de este (proyecto) que se presentó en vísperas del primero de mayo, lo cual es una provocación, ya había habido tres proyectos anteriores flexibilizadores”, recordó el político y afirmó que: “Fueron paralizados por reacción del movimiento obrero”.

Efectivamente el año pasado el macrismo había presentado un primer borrador de reforma laboral, que fue retirado tras el rechazo unánime de la CGT y las amenazas de paro.

LA UNIDAD DE LA OPOSICIÓN

El ex presidente de la Comisión de Legislación de Trabajo en la Cámara de Diputados de la Nación, expresó que solo se puede salir del actual modelo de ajuste y recesión con la construcción de una oposición sólida y unificada de cara al 2019.

“Este año hay que articular la unidad del campo nacional, popular, democrático,latinoamericano, detrás de un programa que unifique”, estimó Recalde y negó que ya sea el momento de definir nombres: “Aún no hay que hablar de candidaturas porque genera obstáculos para la unidad”.

Si bien cree que la administración Macri difícilmente pueda volver a imponerse dado el descrédito social de las políticas implementadas por su gobierno, el hombre fuerte en materia de legislación laboral dentro del peronismo consideró que sólo una división en el campo opositor puede darle alguna opción al oficialismo. Por tal motivo, concluyó que es “vital” la construcción de un frente unido para frenar el ajuste y retornar a la senda del desarrollo productivo con distribución de la riqueza.

Escuche aquí la entrevista:


Escuche “Cuando el jefe no está” todos los días de lunes a viernes entre las 18 y las 20 horas, por Radio Única 87.9

Comment here

597Followers
1Subscribers