La Región

Pymes en la cornisa: “Perdimos la capacidad de soñar”

Pymes en la cornisa: “Perdimos la capacidad de soñar”

Actualmente el aumento de las tarifas de los servicios, la falta de políticas productivas, y en consiguiente la desocupación, llevan puestas a las Pymes a nivel nacional. Por esta razón, dialogamos con Guillermo Siro, presidente de CEPBA y pro secretario general de CGERA, quien nos cuenta detalladamente la grave situación que atraviesa el sector:

Por Melisa Contreras 

“Hoy las Pymes están cerrando. No hay créditos, las tasas duplican las previsiones de inflación, y a su vez no hay actividad que pueda generar margen de utilidad como para poder pagar el crédito del 60% anual. Aquellos que, necesariamente, lo toman para pagar salarios, están empezando el proceso de desaparición de su empresa”, inicia Siro.

En su recorrido por las obras del Puerto La Plata y sobre la escasa actividad del sector Guillermo afirma: “Ver esa inversión, con esas grúas para conteiners y la playa parada nos marca que, una vez más, los dirigentes locales y provinciales no quieren a La Plata como capital de la provincia de Buenos Aires, es innegable que siempre hubo un conflicto de intereses entre los porteños y los bonaerenses”.

Y agrega: “Tenemos la intención de impulsar el Puerto y vamos a trabajar como organización e institución para que la ciudad ocupe el lugar que corresponde, hay que reconocer que no es un problema únicamente de este gobierno, pero desde esta gestión tampoco se le dio su lugar. Podríamos tener un aeropuerto de carga si hubiera una decisión política”.

En relación a la situación en la provincia de Buenos Aires, Siro comenta: “la industria, básicamente, se encuentra en el primero y segundo cordón del conurbano, y la gravedad que tienen aquellos partidos industriales como La Matanza, San Martin, Varela, Quilmes y Berazategui es mayor a lo que puede pasar en algunas localidades del interior del país, cuyas producciones son agropecuarias”.

“El sector lácteo y el criadero de proteínas también están muy afectados, como así también el área vacuna, el consumo de carne per cápita ha caído en un 10 y 15% en lo últimos veinte días. La producción de aves, a partir de las importaciones sin control también se ve afectada. Estamos sumamente preocupados por esta situación, vemos que el Ministerio de Producción no tiene herramientas para resolver esto y lo único que hace es promover una política de contención”, añade.

Y sigue: “No hay un plan maestro de producción ni una política de gestión y representación de los sectores productivos regionales a través de los parques industriales, tenemos una gestión municipal que solo se centra en el barrido, luz y limpieza. Hay diferentes herramientas, nosotros apostamos a la formación profesional porque sabemos que es fundamental para la promoción de empleo”.

En ese sentido, la Red de Centros de Formación de CGERA se encuentra brindando diversos cursos en mecánica de motos, confección textil y marroquinería. Esta medida también se lleva a cabo en 7 unidades carcelarias de la provincia de Buenos Aires de las cuales 3 están en La Plata, en Olmos, Gorina y Los Hornos.

“Los detenidos aprenden un oficio y a partir de eso hemos logrado la reducción del número de reincidencia en un 75%, aquellos detenidos que están cumpliendo su condena, con estos cursos, pueden soñar con un horizonte cuando salen”, dice Siro.

Dichas formaciones se llevan a cabo desde el año 2009 junto al Ministerio de Trabajo, hoy denominado Ministerio de Producción y Trabajo. “No se modificó la relación a pesar del cambio de gobierno porque se trata de políticas de estado, y el desarrollo de ésta la llevamos con seriedad y profesionalismo más allá de que personalmente hay una definición de política diferente, pese a ello, hemos continuado trabajando juntos”, indica.

“Creemos que el eje de la discusión debe ser la puesta en valor de las Pymes con acciones concretas y no discursos, muchas veces se convocan a licenciados en administración y economistas que nunca pagaron un salario y que nos saben lo que realmente es una Pyme, por eso vamos a tomar el protagonismo para desarrollar políticas activas locales, provinciales y nacionales. Día a día estamos teniendo una mayor cantidad de trabajadores desocupados y más Pymes cerradas, perdimos la posibilidad de planificar, de soñar y de tener esperanza. Hemos perdido la tranquilidad”, concluye.

 

Los rubros más afectados

“Todo el sector de mano obra intensiva y el comercio de proximidad está afectado. Por ejemplo, el 50% del sector de panaderías tiene graves problemas debido a la caída de las ventas y aumentaron los costos de producción, además la presión tributaria es asfixiante para aquellos comercios que están formalmente constituidos”, asegura Siro.

Ante esta situación es notoria la transformación de actividades lícitas, con controles bromatológicos, hacia acciones ilícitas producto de la desesperación. “Lo que se está cerrando es el mostrador, no las fábricas, se trabaja de noche a puerta cerrada y se comercializa a través de los despachos de pan que no tienen control, eso destruye al sector que pelea por una actividad en regla”.

Como es sabido, el comercio de proximidad es el que genera la mayor cantidad de trabajadores, y además representa una actividad de efectivo que impulsa el desarrollo de, por ejemplo, alquileres de locales en los barrios. “Nosotros queremos defender a todos aquellos que realizan una actividad lícita, que paga impuestos a nivel nacional, provincial y municipal”, dice.

En ese sentido indica: “Vemos que muchas veces, en el afán de llevar a cabo políticas que promuevan el consumo de la gente más humilde, se atenta contra el comercio de proximidad. Por ejemplo en algunos municipios ponen micros para que la gente compre en el mercado central y se olvida como esto repercute en el comerciante, quien sufre continuamente controles. Todos entendemos lo que le sucede al trabajador cuando se queda sin trabajo, pero nadie piensa en el pyme que tiene que cerrar su negocio y se queda sin futuro, sin horizontes”.

“La situación es muy grave, ya no es solamente económica sino social y emocional. El nivel de dependencia a tranquilizantes y pastillas para dormir que tiene nuestro sector se ha incrementado, como así también las dolencias por infartos y las consultas psiquiátricas”, cuenta.

Sobre la movilización del 4 de Abril con la CGT

Con respecto a la marcha a realizarse el 4 de Abril, convocada por la CGT, Guillermo comenta: “Vamos a pedir medidas que promuevan el mercado nacional: la baja de la tasa de interés para la industria local en pos de reactivar el consumo de los trabajadores y exigir el cese de la transferencia de recursos que el gobierno está impulsando a través de los servicios públicos y las tarifas”.

En ese sentido explica: “Hoy una empresa de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo Gas Camuzzi aumentó en un 4400% el costo de gas, sumado a un aumento del 2400% en la luz, estos costos de producción no se pueden trasladar al precio, con lo cual esto significa que solo algunos sectores son beneficiados por las políticas del gobierno nacional”.

Para Siro hay principalmente tres sectores beneficiados por las políticas económicas del oficialismo: el financiero, el extractivo de materia prima primaria y el sector energético. “Si a eso le sumamos otro sector altamente beneficiario con tarifas dolarizadas, como los servicios públicos tenemos la combinación perfecta para que haya una problemática económica muy fuerte”, dice.

“Otra de las medidas que nos parece necesaria es tener un comercio exterior administrado en el marco de la normativa de la OMC, ya que trabajamos para defender a las empresas de fabricación nacional del dumping social que se está desarrollando a partir de la concentración de grandes superficies comerciales como los supermercados, importadores que, en muchos casos, destruyen el comercio de proximidad”.

“A su vez apoyamos todas las medidas para el incremento del consumo, por ejemplo el reintegro de 1500 pesos del Banco Provincia, pero pedimos que no sean solo para los grandes comercios sino también para el pequeño almacén. También trabajamos para que Farmacity no violente la ley vigente y pueda instalarse sin que haya un farmacéutico por local ya que la venta de drogas y remedios no es un producto de transacción común como se quiere implementar”, añade.

“Si queremos desarrollar un país en donde el trabajo sea lo que promueva la inclusión, a través del esfuerzo y la equidad, tenemos que apuntar a una política de industria en manos de las Pymes. Necesitamos un mercado interno sustentable pero con miras a la exportación y tener una balanza comercial compuesta por productos que generen dólares, con recursos de los trabajadores, la ciencia y la tecnología argentinas. Esto es lo que el gobierno no ha desarrollado”.

Y al respecto finaliza: “La marcha es para darle una señal de alerta al gobierno, no es una medida discursiva de los medios nada más sino que es una situación muy grave. Tenemos la obligación de advertirles como dirigentes”.

¿Unidad en el Peronismo?

Luego del Congreso Nacional del PJ, quedaron muchas preguntas en torno al acuerdo de unidad del partido en miras a las próximas elecciones. Al respecto Siro afirma: “Como organización gremial, y como mesa empresaria justicialista, trabajamos en conjunto con la CGT. No queremos más de lo mismo con otro signo político, sino que necesitamos un modelo económico diferente. Si la unidad es solo para ganar una elección no sirve porque nos uniría el espanto, lo que precisamos es un proyecto, y éste debe ser: recuperar la independencia económica y política, y promover la inclusión social a través del trabajo”.