Sociedad

Primera denuncia judicial contra los créditos UVA

Primera denuncia judicial contra los créditos UVA

La cuota que abonan los beneficiarios ya se incrementó más del 60% en el último año y por su parte, la deuda aumentó en un 80%.

Dos marplatenses presentaron la primera denuncia contra los créditos de vivienda UVA, que fueron obtenidos por unas 40 mil personas en la provincia de Buenos Aires. En la denuncia, advirtieron que “son una estrategia de despojo que está ligada al poder político”.

Se trata de dos familias que accedieron al crédito y pertenecen al Banco Provincia en el marco de “adquisición o cambio de vivienda única de ocupación permanente” y por “Ampliación, refacción o terminación de vivienda única de ocupación permanente”.

El estudio jurídico que los representa señaló en dialogo con la prensa que “la gente se aferra a promesas que no se pueden cumplir, pero el mecanismo oculto es un despojo”.

En la provincia, hay casos en donde la persona que accedió al crédito por 2 millones de pesos, ahora debe cuatro. En tanto, la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredón detalló que la cuota que abonan los beneficiarios ya se incrementó más del 60% en el último año y por su parte, la deuda aumentó en un 80%.

Mientras tanto, la Legislatura de la Provincia busca encontrar consensos para aliviar a las miles de familias asfixiadas por el crédito, las denuncias judiciales comienzan a aparecer.

Los abogados de los denunciantes pidieron “buscan revisar las pautas y llegar a un acuerdo de pago que sea razonable y de acuerdo a los ingresos de cada caso, sin que las personas dejen de comer o tener una vida digna”.

“Hay circunstancias extraordinarias en las que se hacen imposible de pagar estas cuotas de créditos, las personas caen en un estado de marginalidad económica. Es un mecanismo perverso”, manifestaron.

La Plata

En nuestro distrito, las familias que se vieron perjudicadas por el sistema UVA vienen desarrollando encuentros desde febrero y organizaron un “sindicato” para reclamar juntos. La situación para muchos de ellos es desesperante, con cuotas que pasaron de $23.000 a $38.000 de un momento a otro.