Principales

Nuevo retroceso en materia de Derechos Humanos: cómo había anticipado este medio, el Ministerio de Seguridad autorizó en forma oficial la aplicación del gatillo fácil

Nuevo retroceso en materia de Derechos Humanos: cómo había anticipado este medio, el Ministerio de Seguridad autorizó en forma oficial la aplicación del gatillo fácil

El ministerio de Seguridad publicó este lunes 3 de diciembre en el Boletín Oficial el nuevo protocolo para el uso de armas de fuego para las fuerzas de seguridad, el cual contempla la posiblidad de disparar sin dar antes la voz de alto a cualquier persona que arbitrariamente sea considera «potencial responsable de un delito inminente».

Este protocolo está siendo fuertemente cuestionado. Desde la Coordinadora contra la represión policial e institucional (CORREPI) advirtieron que «con esta norma, no sólo se multiplicarán al infinito los ya muy frecuentes fusilamientos de gatillo fácil, sino que sus autores materiales serán automáticamente impunes por imperio ministerial».

Los agentes de las fuerzas federales de seguridad podrán usar armas letales frente al delito sin necesidad de dar la voz de alto y sin agresión directa previa, según lo establece el Reglamento General para el Empleo de Armas de Fuego que fue publicado este lunes en el Boletín Oficial.

La resolución 956/2018, firmada el 27 de noviembre por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, (que entró en vigencia un día después) dispone que en cumplimiento de su deber se utilicen armas de fuego en las siguientes situaciones:

a) En defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves.

b) Para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas.

En los países donde existe una reglamentación semejante los casos de víctimas inocentes asesinadas por la policía asciende a cifras alarmantes.