Archivo

¿Le dan la espalda a Palito?

¿Le dan la espalda a Palito?

El lateral uruguayo Álvaro “Palito” Pereira regresó a Estudiantes, luego de haber jugado dos años en el Club, y luego emigrar a España y Paraguay, pero parece que la dirigencia pincha no está interesada en sus servicios.

Por Francisco Gil

Cuando Pereira llegó a Estudiantes en 2015, rompió el mercado. Llegaba con los pergaminos de un futbolista de primer nivel: Dos mundiales con la selección uruguaya y trayectoria en grandes clubes como Inter de Milán y San Pablo, y la particularidad de haber elegido al Pincha porque su esposa es hincha del Club.

Con los partidos fue demostrando que era el defensor ideal para Estudiantes. Lateral zurdo, rústico, raspador, temido, con ida y vuelta y resolviendo siempre las jugadas de manera simple. De hecho, el primer encuentro con la roja y blanca, en un clásico de verano en Mar del Plata, fue expulsado, como tarjeta de presentación.

Palito parecía salido de la escuela pincha. Uno de los que más se ganaba por partido que de la tribuna baje el famoso grito de guerra “Estudian, estudián”,producto de sus barridas y sus aguerridas disputas, como la vez que en lugar de devolver la pelota, en nombre del “fair play”, continuó con la jugada. Un deleite para la gente. Se ganó el cariño de la hinchada y algún que otro pleito por parte de
los rivales.

Pero su estadía en La Plata duró sólo un año. Al igual que en su debut, su despedida fue en un clásico de verano en Mar del Plata, donde también fue expulsado, por una tremenda patada a Facundo Oreja, jugador de Gimnasia.

Luego el partido terminaría en escándalo y Palito debió partir cuanto antes. Se fue al Getafe de España seis meses y después a Cerro Porteño de Paraguay, donde jugó hasta la fecha. Desde su partida, Estudiantes sintió mucho su ausencia en el lateral izquierdo. Sólo con la llegada de Sebastián Dubarbier, con altibajos, pudo tener seguridad en el sector.

En España jugó sólo seis partidos, pero todos ellos como titular. Luego, en Paraguay, jugó poco debido a varias lesiones que lo sacaron de las canchas e hicieron perder, notablemente, su nivel. A Pereira se le venció el contrato con los paraguayos y por eso volvió al Club, al cual pertenece su pase, y a pesar de que ya se está entrenando y mostró muchas ganas de volver a ponerse la roja y blanca, la CD dice que “el puesto ya está cubierto”, según las palabras del secretario deportivo Agustín Alayes.

El ex defensor pincha se refiere al joven Iván Erquiaga y a Fernando Evangelista, ambos marcadores de punta izquierdos. Pero además, lo que quiere evitar la sede es sentarse a negociar un nuevo contrato con el jugador, y no arriesgarse por alguien que aún se está rehabilitando de sus lesiones y todavía no recuperó su nivel.

Pero la gente fue categórica. En las redes sociales mostraron su disconformidad, expresaron su cariño por Palito y alegaron lo lógico: Un jugador de vasta experiencia en selección y competencias internacionales, y que mostró buen rendimiento en el club, no puede correr detrás de dos juveniles.
Por eso, ahora la comisión se encuentra en un dilema. Como la gente, Pereira también se muestra con ganas de quedarse. Está entrenando en City Bell con el resto de sus compañeros como uno más. El Club cree que lo mejor es buscarle otro destino, pero la hinchada y el jugador.