Política

Fuga de capitales, un mal sin freno

Fuga de capitales, un mal sin freno

Desde que la administración de Mauricio Macri eliminó el cepo cambiario existente entre 2011 y 2015, la fuga de divisa estadounidense a cuentas extranjeras se ha convertido en una constante. La falta de intervención estatal deja el camino libre a los grandes grupos económicos para sacar sus dividendos del país en perjuicio de la Argentina, ya que de esta forma evitan pagar impuestos.

Un informe elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) arroja cifras escandalosas e beneficio del sector más pudiente de la sociedad:

  • Durante el primer semestre de 2018, la compra de moneda extranjera para atesoramiento (a través de la cuenta Formación de Activos Externos del BCRA, FAE) sumó 16.676 millones de dólares, alcanzando niveles récord de fuga de capitales.
  • La salida acumulada desde diciembre de 2015 hasta marzo de 2018 por compra de moneda extranjera del sector privado para atesoramiento alcanza los 50.799 millones de dólares. Si se le agrega la remisión de utilidades y dividendos, las salidas alcanzan 919 millones de dólares.
  • Si se analiza la composición de los segmentos de compra de moneda extranjera, se observa que, desde la apertura del mercado cambiario, la participación de los grandes actores (que adquieren montos mensuales superiores a los 2 millones de dólares) se ha vuelto muy relevante.
  • En el mes de Junio de 2018, las transferencias de “divisas” al exterior representaron el 28% y la compra neta de “billetes” fue el 72% restante.
  • En junio de 2018, el 4% de los clientes (es decir 44.560 personas sobre un total de 1.114.000 clientes) concentraron el 61% de las compras brutas de billetes (por montos superiores a 10.000 mensuales).
  • Al mismo tiempo que las transferencias al exterior por “operaciones en divisas” del mes de junio de 2018 fueron efectuadas por unos 2.700 clientes, de las cuales casi el 80% del total de compras brutas fueron por montos mensuales superiores a 2 millones de dólares.
  • En relación con la moneda extranjera destinada al turismo, también se observa un incremento de la demanda, que durante el primer semestre de 2018 arroja la suma de 5.544 millones de dólares.
  • Estas salidas de divisas han sido financiadas por un extraordinario endeudamiento externo, que generan, además, el egreso de una suma muy relevante de moneda extranjera por pagos de intereses, que alcanzaron los 4.313 millones de dólares durante el primer semestre de 2018.
  • Esta fuga de divisas impacta fuertemente sobre las reservas internacionales. Desde los primeros días de abril (hasta el 20 de julio de 2018), se perdieron un total de 16.700 millones de dólares de reservas internacionales. Cabe destacar que luego de la entrada de 15.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, del día 22 de junio, ya se han perdido 3.536 millones de dólares, al 20 de julio de 2018.

La investigación es una radiografía del modelo económico oficial: timba financiera con un fuerte componente especulativo, caída de la producción nacional, ley de la selva ante la ausencia de controles gubernamentales, ajuste sobre la clase media y los márgenes vulnerables de población mientras los dueños del país hacen y deshacen a su antojo.

A continuación el informe completo:

fuga_Junio_2018

Comment here

509Followers
1Subscribers