Efemérides

En medio del conflicto, los docentes universitarios celebran hoy su día

En medio del conflicto, los docentes universitarios celebran hoy su día

 A diferencia de otras celebraciones surgidas en homenaje a alguna personalidad distinguida, esta fecha da cuenta del reconocimiento a la trayectoria de lucha colectiva de los docentes universitarios argentinos.

Este día está basado en las luchas en procura de legítimas reivindicaciones que trascienden al sector en particular, para extenderse al conjunto social. Esto es así porque que la universidad argentina es patrimonio de la sociedad toda y debe ser considerada políticamente como un instrumento de desarrollo del conocimiento y de la cultura en el marco de un proyecto de país productivo, justo y solidario.

LA HISTORIA

El 15 de mayo de 1969 los argentinos se enfrentaron a la dictadura por una Universidad que estuviera abierta, como dice Osvaldo Bayer, para los hijos del pueblo y contra los ajustes económicos antipopulares, para que así se democratice el acceso al conocimiento y las artes.

MANIFESTACIÓN REPRIMIDA

La Federeación Universitaria del Nordeste (FUNE), organizada como Coordinadora Estudiantil de Lucha, convocó a una marcha al rectorado este mismo día. La marcha contra el rector Carlos Walker fue violentamente reprimida. Por la tarde, un grupo se reagrupó en la Plaza Sargento Cabral donde fueron interceptados por un coche de la policía que abrió fuego directamente contra los estudiantes, resultando muerto Juan José Cabral y varios heridos.

Esta fecha rememora un día emblemático de los ciclos de lucha universitaria por la libertad y por la defensa de un proyecto de universidad articulada a formas sociales no elitistas.

EN LA ACTUALIDAD

Las entidades gremiales representativas de los docentes universitarios de todo el país expresaron en uno de sus documentos conjuntos, con motivo de recordar este día, que “una nación que no ubica a las universidades en un lugar preponderante de su diseño estratégico, está condenada a la dependencia cultural que trae aparejada dependencia tecnológica y económica”.

Este año, el 15 de mayo encuentra al sector una vez más movilizado, reclamando que el Estado asuma su responsabilidad inalienable en el campo de la educación superior, otorgando un mayor presupuesto para las universidades. Indispensable, tanto para el desarrollo de las sustantivas funciones universitarias de enseñanza, investigación y extensión, como para un verdadero reconocimiento del quehacer académico de sus docentes y la garantía de una jubilación digna a una carrera, que sin duda ha aportado y aportará al futuro del país y de su pueblo.

Esta fecha, que lleva implícita en su institución como el día de la reivindicación del proceso de negociación colectiva como el ámbito legal y legítimo de los universitarios para mejorar las condiciones de trabajo y de producción y distribución del conocimiento, coincide este año con el desarrollo de un plan de lucha nacional por la falta de respuesta del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación en el marco de prolongados intentos de acuerdo con el sector docente universitario y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

Los sindicatos docentes universitarios fueron contundentes: “Este 15 de mayo es para celebrar fraternalmente con el compromiso de continuar la lucha solidaria en defensa del provenir de la universidad pública. Este es el desafío cotidiano del trabajo en las aulas y laboratorios, de la participación en los procesos de integración social emprendidos por la universidad y de la movilización permanente en defensa de la educación y de los derechos que corresponden como ciudadanos y como universitarios, para seguir contribuyendo con las herramientas que nos proveen las humanidades, las ciencias, el arte y la tecnología al crecimiento de nuestra región y del país y al mejoramiento de las condiciones de vida social”.