Política

En un municipio de la provincia, el intendente y sus funcionarios trabajarán ad honorem

En un municipio de la provincia, el intendente y sus funcionarios trabajarán ad honorem

 Mauro García del Frente de Todos anunció que resignará sus honorarios en virtud de la situación económica que sufre su comuna. Según reconoció, lo hizo para que todos los trabajadores y trabajadoras puedan cobrar su correspondiente sueldo y los bonos estipulados.

El intendente del municipio de General Rodríguez, Mauro García (Frente de Todos), y todos sus funcionarios políticos trabajarán ad honorem, se informó oficialmente.

«Está medida solidaria de la dirigencia política del municipio es en respuesta a la difícil situación económica de General Rodríguez», asevera el comunicado.

El intendente, por su parte, remarcó que «la deuda flotante del municipio asciende a los 300 millones de pesos y posee un déficit de cuenta corriente de 80 millones».

«Desde el 10 de diciembre, el nuevo intendente, Mauro García debió afrontar 27 millones de pesos de deuda a Edenor y la falta de pago de cuatro meses de recolección de residuos, entre otras cosas», precisó el jefe comunal.

«Está medida de García y sus funcionarios permitió asegurar el pago de sueldos, aguinaldos, del bono navideño y un bono adicional de 1500 pesos por única vez para los empleados de la comuna y además, permitió poner en funcionamiento varias áreas que quedaron desmanteladas durante el gobierno anterior de Darío Kubar», indicó García.

General Rodríguez, que según el censo de 2010 cuenta con 87,491 habitantes, hoy supera los 120,000 habitantes se encuentra situada en el oeste bonaerense, a 55 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, y en el partido se encuentra la fábrica de lácteos La Serenísima, una empresa exportadora de productos y reconocida por ser la principal del mercado nacional.