Las próximas elecciones gremiales del 10 de mayo tendrán una característica especial: será la primera vez en 30 años que se presenten dos alternativas para la conducción del Sindicato de Trabajadores Municipales de Berisso (STMB).

Por Juan Martín Rodríguez Butta. 

La contienda electoral de mayo contará con dos listas: la que representa al oficialismo, la Verde N°1, y la opositora, la Naranja N°2, constituyéndose así como un hecho histórico.

La actual conducción del STMB tiene origen en la unidad de diversos sectores, convirtiéndose en el gremio con mayor número de afiliados de la ciudad: de un total aproximado de 1.600 empleados, el sindicato cuenta con arriba de 1.000.

Esa unidad fue la que colocó a Marcelo Peroni como Secretario General desde el año 2015 en reemplazo de Alfredo Dulke, quien había ocupado el cargo por primera vez a partir de las elecciones normalizadas de 1984, luego del retorno de la democracia, y que históricamente se había alineado a gobiernos del Partido Justicialista.

Después de 30 años, la conducción va a ser discutida a través del surgimiento de un nuevo sector político dentro del sindicato, que hace poco más de un mes irrumpió en el escenario con fuertes críticas, presentándose como “la renovación de la familia municipal”. Esta nueva agrupación, bautizada como la “8Once” (en referencia a que el ocho de noviembre es el día del Empleado Municipal de Berisso), manifiesta desde su página de Facebook que “necesitamos un sindicato activo, renovado, plural, comunicativo y moderno, que acompañe, escuche, y capacite”, sentando posición y calificando indirectamente a la actual conducción.

En ese sentido, a juzgar por las declaraciones de uno de sus referentes, Pablo Cabrera, quien dijo públicamente que “somos un grupo plural de compañeros que aportamos diferentes visiones de lo que queremos y necesitamos”, y teniendo en cuenta las críticas desde la página de la agrupación, donde aparece la “falta de representatividad de voces” de manera recurrente, la “8Once” se muestra con un perfil no tan ligado exclusivamente al Partido Justicialista. Eso no quita que se haya proclamado a favor de las medidas de fuerza de las últimas semanas.

El miércoles pasado se vencía el plazo establecido en la Asamblea General Extraordinaria del STMB para presentar listas, de manera tal que terminaron siendo esas dos. La oficialista estará encabezada por Jorge Rodríguez como Secretario General; Marcelo Peroni como Secretario Adjunto; Jorge Gastón Coria en Finanzas; Claudio Hiser como Secretario Gremial; Gustavo Ariel Flamini en Administración y Actas; Marcelo Bozzarello en Organización; Vilma Mónica Bassi en Obras y Servicios Generales; Néstor José Guardia en Recreación y Deportes; Ana Lía Aloro en Prensa y Difusión; Gustavo Tiglio en Previsión Social; Zaira Kasalaba en Juventud; Gisela Rodríguez en la Secretaría de la Mujer y la Familia; Claudio Torelli en Acción Política; Rubén Darío Bautista en Seguridad Laboral, y Andrea Armoa en Derechos Humanos.

Por su parte, la lista opositora estará integrada por Alicia Rodríguez como candidata a Secretaria General (políticamente no es menor que sea una mujer); Pablo Cabrera como Secretario Adjunto; Juan Pablo Manuel Almada en Finanzas; Norberto Saltarelli como Secretario Gremial; Juan Alberto Deriu en Organización; Carlos Alberto Ferrando en Obras y Servicios Sociales; Sandra Alicia Funard en Administración y Actas; Carolina Gazovic en Prensa y Difusión; Ramiro Ariel Zapata Gorosito en Recreación y Deportes; Claudia Liliana Simoni en Secretaría de la Mujer y la Familia; Nancy Nedbala en Previsión Social; Sebastián David Ibañez en Juventud; Eduardo Alberto Bolañez en Seguridad Laboral; Sergio Darío Pintos en Acción Política, y Érica Laura Mosny en Derechos Humanos.

Faltan casi dos meses para que la contienda electoral se lleve adelante, así que habrá que esperar para ver qué va a pasar en esa jornada histórica.