Sociedad

Cuando la Justicia es el violador

Cuando la Justicia es el violador

La ciudad de La Plata se sumó al 2° Paro Nacional de Mujeres convocado por el Colectivo Ni Una Menos. Una enorme ola verde cubrió las diagonales para exigir justicia por Lucía Pérez, luego de que el Tribunal Oral Criminal N° 1 de Mar del Plata tomó la decisión de absolver a los tres imputados por la muerte y violación de la joven.

Por Melisa Contreras 

La movilización central tuvo lugar en Capital Federal, desde Tribunales a Plaza de Mayo y fue encabezada por Marta Moreno, la mamá de Lucía. “La terminaron de violar los jueces, la violaron con la condena que dieron… eso es lo que hizo la justicia de Mar del Plata”, expresó con un inimaginable dolor.

Nora Cortiñas, incansable luchadora, en nombre de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, también denunció a los jueces involucrados, a quienes acusó de “olvidar quienes son las víctimas”.

En La Plata la concentración fue en Plaza Moreno, para luego marchar, pasando por varios puntos del centro, hasta la Casa de Gobierno. El trayecto estuvo acompañado de intervenciones callejeras con la consigna “Fue Femicidio” y “Justicia por Lucía”, y más allá de estar empapado de amargura por lo sucedido, representó un abrazo para la familia y cercanos a Lucía.

Hoy marchamos por ella, y estamos muy conscientes de que mañana o el mes próximo puede aparecer nuestro nombre en el zócalo del noticiero. En una bolsa, quemadas, enterradas, empaladas, violadas, flotando en un rio, o simplemente desaparecer como Johanna. Podemos ser la consigna del próximo paro, nuestra cara puede aparecer estampada en las veredas o en remeras. Porque somos víctimas absolutas de un gobierno que llama continuamente al dialogo pero que, cuando pedimos justicia, no escucha a nadie. Y sin ir tan lejos, víctimas de nuestros propios hermanos, hermanas, padres, madres, tíos, tías, que en la cena de navidad probablemente pregunten con mucha liviandad “¿cómo iba vestida?”, o se quejen por las paredes pintadas y las veredas sucias. Hasta que llegue nuestro turno, y como un boomerang, el machismo les pegue de golpe en la cara, escuchando como muchos y muchas se atrevan a insinuar que fue merecido o buscado. Hasta que la propia “justicia” diga que una violación, con pruebas de sobra, no lo es.

No queremos que sea demasiado tarde para ninguna, por eso no nos rendimos ante tanta muerte e injusticia. Y aunque cada vez queden menos formas de explicar que Vivas Nos Queremos, callar no es una opción y ninguna consigna se convierte en cliché.

No olvidemos los nombres de los asesinos: Matías Farias, Pablo Offidano, Alejandro Maciel; y los jueces, Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale, quienes con su veredicto animan a que violadores y femicidas se sientan seguros al atacar.

 

Comment here

733Followers
1Subscribers