El empresario detenido Lázaro Báez comenzó a ser juzgado, este martes por la mañana, en debate oral y público junto otras 24 personas por supuesto lavado de activos, en lo que determinados medios denominaron como la “ruta del dinero k”.

Entre los involucrados están Báez, sus hijos Luciana, Melina, Martín y Leandro , el mediático Leonardo Fariña, el financista Federico Elaskar y Fabián Rossi, en el marco de la causa que analiza las maniobras realizadas a través de la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”.

El Tribunal Oral Federal 4 emprende el primer juicio contra Báez, que está detenido desde abril de 2016 con prisión preventiva por orden de Sebastián Casanello, y otras 24 personas.

El debate comenzó con la lectura del requerimiento de elevación a juicio hecho por la Fiscalía a cargo de Guillermo Marijuan y las querellas de la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA).

Ni bien comenzó el juicio, Báez aprovechó para saludar a cada uno de los hijos: Martín se sentó a su lado, mientras que los otros tres unos bancos detrás y por momentos se lo vio sonreír.

Al igual que los otros dos con prisión preventiva, el contador Daniel Pérez Gadín y el abogado Jorge Chueco, Báez era custodiado de cerca por personal del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Comment here