Este miércoles  7 de noviembre es el Día del Canillita y por ello no habrá distribución de diarios en todo el país.

El Día del Canillita se celebra cada 7 de noviembre, en toda la Argentina como reconocimiento a quienes todos los días reparten periódicos y revistas.

El término con el que se identifica este oficio proviene de un sainete teatral de Florencio Sánchez, donde se narraban las peripecias de un joven diariero de 15 años.

En la obra literaria, el protagonista, de condiciones muy humildes, usaba unos pantalones que tenía desde chico. Con el paso de los años, le fueron quedando cortos y dejaba ver sus “canillitas” mientras vendía en forma ambulante diarios y revistas.

La historia

La primera vez que en Argentina se escuchó vociferar a uno de ellos fue el 1 de enero de 1898. “Compre La República”, “La República, a medio peso”, gritaban, para asombro de los transeúntes.


El diario, que había aparecido ese día en Rosario, fue fundado por Lisandro De la Torre, quien acababa de distanciarse de la Unión Cívica Radical (UCR). De la Torre le confió la dirección a Manuel Bilbao, el creador de esa forma de venta directa. Hasta entonces, los periódicos se repartían por suscripción a través del correo, lo que llevaba a leerlos con atraso, a menos que se los buscara en la imprenta.
A Bilbao se le ocurrió que la venta ambulante sería un buen negocio para la empresa -el chico cobraba menos que el correo- y para el lector: recibiría el diario en el acto y más barato.

Con el tiempo, aparecieron los primeros puestos callejeros fijos, cuya posta fue preciso disputar a golpes o pagando el favor policial, hasta que Juan Domingo Perón, por aquel tiempo secretario de Trabajo, le aconsejó al que le proveía los diarios: “Hay que sindicalizarse”. Así, cada posta se normalizó.

El origen del nombre salió a la luz en, en reconocimiento al autor Uruguayo   que murió el 7 de noviembre de 1947. Esa fecha fue elegida para honrar la memoria de Florencio Sánchez  y destacar el trabajo de los repartidores.

Comment here