Deportes

Argentina goleó a México y se ilusiona de cara al futuro

Argentina goleó a México y se ilusiona de cara al futuro

 Fue 4-0 con una soberbia actuación de Lautaro Martínez y un gran rendimiento en defensa que le posibilitó el triunfo. 

Por Sebastián López Márquez.

En San Antonio, Argentina vapuleó 4-0 a México, por lo que dio un paso al frente en busca de consolidar el equipo con la mira en la Copa América del año que viene.

Apenas comenzó el encuentro, la Selección se mostró expectante ante la iniciativa mexicana de la tenencia de pelota. Sin embargo, con el correr de los minutos, la Albiceleste se acomodó en el campo de manera que bloqueó por completo las ofensivas de su rival. Justamente en ese aspecto, los dirigidos por Lionel Scaloni consolidaron su victoria.

Entonces, producto de ese juego llegó el 1-0 a los 16′, gracias a una recuperación que le quedó a Lautaro Martínez, quien se mandó una corrida mientras protegió el balón para definir raso ante Guillermo Ochoa.

Cinco minutos después, la Albiceleste volvió a robársela a México en un rebote que le quedó al delantero del Inter, para jugársela a Exequiel Palacios y volverla a recibir. Luego, quedó mano a mano con el arquero del América, que nada pudo hacer con el disparo del atacante argentino. 

Tras el segundo gol, el equipo nacional aumentó su voracidad a la hora del quite, por lo que complicó aún más al Tri, que se mostró errático en los pases debido al trabajo defensivo de sus adversarios. Aunque el tercero se dio por una nueva recuperación que aprovechó Martínez para ganar la posición en una disputa en el área, donde Carlos Salcedo dejó la mano arriba para que le sancionen un penal en contra. A los 32′, Leandro Paredes fue el encargado de patear la pena máxima, que cambió por gol.

Por su parte, a diez del final de la primera etapa, el 4-0 tuvo el sello de los anteriores tantos, y nuevamente Palacios asistió al ex delantero de Racing, quien remató a la derecha de Ochoa, que nada pudo hacer. 

En tanto, en el complemento la Albiceleste administró el trámite del partido, y se permitió no atacar con constancia para superar ampliamente a su rival.

Así, Argentina se sostuvo en su rendimiento defensivo para aprovechar las debilidades de los entrenados por Gerardo Martino, y obtuvo el mejor resultado y funcionamiento de la era Scaloni.