EntrevistasLa RegiónPolíticaSociedad

Alarmante subejecución del Fondo Educativo en La Plata

Alarmante subejecución del Fondo Educativo en La Plata

 En la ciudad de La Plata los chicos siguen pasando frío en las aulas. Según un informe de la Comisión de seguimiento del fondo educativo el 70% de las obras que deben realizarse con los recursos que aporta el Estado Nacional no comenzaron. El municipio platense habría subejecutado el dinero que se utilizó, entre otras cosas, para remodelar la República de los Niños.

En el año 2005 se sancionó la ley 26.075 mediante la cual el Gobierno nacional, los gobiernos provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aumentaron la inversión en educación entre los años 2006 y 2010. Además, a partir de la aplicación de esta norma, establecieron como un deber del Estado mejorar la eficiencia en el uso de los recursos con el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades en el aprendizaje y apoyar las políticas que incrementen la calidad de la enseñanza.

Luciano Sanguinetti, titular de la Comisión de seguimiento del fondo educativo, destaca en conversación con este medio que la Argentina destina una buena parte de su presupuesto nacional a la educación. “El Estado argentino invierte un 6% del PBI desde la ley de financiamiento educativo. Hay que tener en cuenta que el promedio de inversión en los países desarrollados es de 7,5%. Los datos hablan por sí solos: no estamos muy lejos”.

El dinero que invierte el Estado se transfiere a través de ciertos mecanismos, uno de ellos es el fondo educativo que llega a los municipios a través de la provincia y que se distribuye en los 135 distritos. Según el propio Sanguinetti, desde que asumió como concejal en el año 2016, el fondo no se ejecutaba. “Cuando advertí esa situación empecé una campaña de concientización para que estos fondos lleguen a las escuelas, presenté una ordenanza en la que promovemos la idea de que ese fondo se distribuya de forma directa a las escuelas y, sobre todo, que ese dinero esté destinado en una primera etapa a la infraestructura escolar”, explicó el presidente de la comisión.

Desde fines del año 2017 con la sanción del presupuesto provincial, se estableció que los municipios deben invertir el 50% del fondo educativo en infraestructura escolar. “Desde ese momento se creó la comisión de seguimiento del fondo educativo que tiene como principal función controlar los gastos de la inversión”, explica Sanguinetti. A partir de este mecanismo implementado todas las escuelas pueden presentar por nota un pedido de inversión. Sin embargo, cuando se revisó el estado de las obras, el presupuesto de 2016 había sido ejecutado en un 70% , mientras que el de 2017 estaba ejecutado solo en un 14%.

Los políticos que forman parte del arco opositor al gobierno de Garro, ven en su gestión una clara falta de transparencia en el manejo de los recursos destinados a la educación. Victoria Tolosa Paz asegura que hay una llamativa intención por parte del gobierno platense de no mostrar los números. “El presupuesto nacional no se invierte en educación, se subejecuta en cuestiones que poco tienen que ver con el destino que les atribuye originariamente la ley”.

Además, existe una gran suma de dinero que originariamente estaba destinada a mejorar la educación y la vida de los platenses, que no fue utilizada. En este caso las cifras que se rumorean rondan los 300 millones de dólares que están acumulados que no fueron utilizados para un objetivo en concreto.

Por otra parte, aunque vinculado a lo planteado anteriormente, el país padece un panorama macroeconómico desfavorable. La moneda nacional se devaluó en un 40%. Por lo tanto, ese dinero que se encuentra acumulado desde el año pasado ya no tiene el mismo valor. Es decir, que en la actualidad ya no se cuenta con el mismo monto que debiera ser utilizado en mejorar, además de la educación, muchísimos inconvenientes que sufre la ciudad.

“El fondo educativo que recibe Garro de la gobernadora el año pasado fue en total de 157 millones de pesos. Este dato es público. De esos 157 el intendente utilizó 93 millones de pesos para pagar sueldos, y por último utilizó 10 millones para refaccionar la República de los niños”, explica Victoria Tolosa Paz.

La subejección representa una impericia por parte del gobierno de Garro porque la ley establece un destino para los fondos que el Estado Nacional distribuye. El intendente, según aseguran los entendidos en el tema, no puede manejar el presupuesto a su parecer. Está obligado a seguir lo establecido por la norma.

Los profesores que trabajan en este tipo de instituciones se muestran escépticos frente a la situación. Aseguran que no va a cambiar nunca, que lo mejor que se puede hacer es visibilizar la cuestión. “La situación viene de mal en peor, la mampostería se cae a pedazos y no recibimos ninguna respuesta, parece que para la actual gestión la educación no es un prioridad en lo más mínimo”, manifestó una directora que pidió no ser identificada por temor a recibir represalias en el ámbito laboral. A su vez, la misma fuente indicó que durante el transcurso del año pasado el Estado municipal no llevo adelante las obras que se esperaban en el colegio done ella ejerce, confirmando las denuncias realizadas por el Concejo Deliberante.

Mientras la administración de Julio Garro profundiza la política de maquillaje y se dedica a ejecutar obras destinadas a “embellecer” el casco urbano y algunos centros recreativos, el dinero previsto para un área sumamente sensible no se utiliza como se debe.

Para que ningún chico pase frío mientras estudia en un aula, resulta vital que el intendente adjudique los fondos correspondientes. Por ineficacia o falta de interés, esto no ocurre en el distrito de La Plata.

*Los gráficos corresponden al informe final de la Comisión de Seguimiento del Fondo Educativo.

Comment here

597Followers
1Subscribers